A raíz de la creciente preocupación por el proceso de degradación detectado durante los años 70 en los bosques de los países industrializados se establece en 1985 el Programa de Cooperación Internacional para la Evaluación y Seguimiento de los Efectos de la Contaminación Atmosférica en los Bosques (ICP Forest), del que surge dos años después la Red Europea de Seguimiento de Daños en los Bosques, Red CE de Nivel I.

El objetivo inicial de dicha Red era inventariar los daños producidos en las masas forestales arboladas por los efectos de la lluvia ácida, pero en los años posteriores se empieza a prestar también especial atención a la incidencia que los agentes bióticos (insectos, hongos, etc) y abióticos (nieve, viento, etc.) pueden causar en el estado sanitario de los montes.

  • Red Europea de Seguimiento de Daños en los Bosques. Red de Nivel I

Cubre 39 países de Europa, las parcelas están distribuidas según una malla cuadrada de 16×16 kilómetros. En 2006 se evaluaron 6.045 parcelas con un total de 129.880 árboles.
En España la Red CE de Nivel I cuenta actualmente con 620 parcelas de muestreo y 14.880 árboles, de los cuales 7.520 pertenecen a diversas especies de coníferas y 7.360 a frondosas. La Comunidad Autónoma de Extremadura se encuentra representada dentro de la Red CE de Nivel I con 44 parcelas de muestreo de las que 7 corresponden a coníferas y 37 a frondosas.
  • Red de seguimiento intensivo y continuo de los ecosistemas forestales. Red de Nivel II

La Red Europea de Nivel I como labor rutinaria para el control del estado de salud de los bosques presenta sus limitaciones a la hora de esclarecer las relaciones causa-efecto dentro de un ecosistema, ya que el estudio del papel que juega la contaminación atmosférica, el clima o cualquier otro agente sobre la evolución de un bosque nunca puede plantearse como una ecuación de una sola variable.

Con objeto de paliar esta carencia se puso en marcha en Europa un sistema de parcelas permanentes para el seguimiento intensivo y continuo de los ecosistemas forestales, comúnmente denominada Red de Nivel II. Consiste en un pequeño número de parcelas donde se han de “realizar estimaciones y medidas numerosas y precisas,  que caractericen la masa forestal.

Desde sus inicios hasta el año 2008, la Red II en España la formaban 54 parcelas, pero con la entrada en vigor en 2009 del proyecto Life+FutMon y las nuevas prioridades europeas, se decidió reducir el número de parcelas existentes en toda Europa e intensificar el nivel de detalle de los trabajos. Es por ello que actualmente en España hay 13 parcelasde seguimiento intensivo, dos de la cuales están en Extremadura, concretamente en Villanueva de la Sierra y Majadas del Tiétar.

  • Objetivos de la Red de Sanidad Vegetal en Extremadura.

  1. Incrementar la intensidad de muestreo en la región de manera que sea representativa de sus espacios forestales (más de 2.800.000 ha)
  2. Que las masas y especies estén muestreadas proporcionalmente a su representatividad en el territorio.
  3. Conseguir una densidad de muestreo mayor en las superficies gestionadas directamente por la administración y en los Espacios Naturales Protegidos.
  4. Estudio de la evolución y estado de las poblaciones de los principales agentes nocivos para los ecosistemas forestales.
  5. Reconocimientos del estado sanitario de sistemas forestales de interés general afectados por procesos de debilitamiento (principalmente por el fenómeno de la SECA).
  6. Detección y evaluación de nuevos problemas que afectan a la salud del arbolado en España (atención especial a las enfermedades y plagas que suponen una gran amenaza Fussarium circinatum “chancro del pino” y Bursaphelenchus xylophilus  “Nematodo del pino”.

 

Para más información podéis visitar: http://extremambiente.gobex.es

Fuente: Junta de Extremadura; Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *