El C.R.E.A de Zarza de Granadilla estrena un nuevo espacio

Montes de Utilidad Pública en Extremadura
25 octubre, 2015
El Incendio de la Sierra de Gata
28 octubre, 2015

El C.R.E.A de Zarza de Granadilla estrena un nuevo espacio

LINCEEl Centro de Cría del Lince Ibérico de Zarza de Granadilla ha estrenado, el pasado mes de octubre, un espacio de entrenamiento de cachorros de lince para su adaptación previa a su re-introducción en el medio natural fruto de la colaboración del Programa de reintroducción del lince ibérico de Extremadura y el Programa de Conservación Ex–situ del que forma parte la Junta de Extremadura.

Este espacio está ocupado desde el mes de octubre por ocho cachorros de lince junto a las tres madres correspondientes. Los primeros cachorros en libertad en Extremadura se tienen previsto soltar, en la zona de re-introducción del Valle de Matachel, a finales de enero o principios de febrero de 2016.

¿Qué tipo de instalaciones son?


Las instalaciones constan de tres cercones de 3.500 metros cuadrados cada una, con una malla de doble torsión de cuatro metros de altura con voladizo y peine para evitar escapes. Asimismo, está dotada de vídeo-vigilancia a través de cinco cámaras móviles y una fija que abarcan la visibilidad en todo el recinto.

En cada una de las cercas se ubica una hembra con su camada de sus cachorros. Los cercados se construyeron con Fondos FEADER, con una inversión total en Extremadura de 202.718,87 euros para la construcción de cercados de pre-suelta y mejora de hábitats de especies protegidas.


Para su adaptación al medio natural se ha creado en cada espacio un ambiente interior de enriquecimiento ambiental consistente en plantación de vegetación autóctona (árboles y arbustos) y la instalación de elementos estimulantes de la curiosidad y de aprendizaje, como repisas, cajones, un bebedero natural (pequeña charca de 1x 1,5 metros), troncos de árboles, tres majanos de conejos con dispensadores y un majano con conejo de monte con malla cinegética de 1,5 m de altura con el fin de que aprendan a atravesarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *